Dirección de TurismoHistoriaGeografíaAtractivosLa Virgen de TalpaRomeríasFiestas PatriasFeria de la GuayabaRuta del PeregrinoGalería de VideosLiteratura

 

Dirección de Turismo

Misión: Planear, promover y fomentar el desarrollo turístico en el Municipio, cuidando el óptimo y racional aprovechamiento y preservación de los recursos naturales y culturales.

Proporcionar una atención, información y capacitación de calidad total acorde a las expectativas de los visitantes.

Para lograr lo anterior necesitamos ser una sociedad amable hacia el turista y consciente de la riqueza que tiene nuestro Municipio y por consiguiente a nuestra familia.

Todo para hacer de Talpa de Allende un destino turístico de Clase Mundial.

Teléfono de Oficina:385 00 09 ext. 114

Historia

 

Toponimia

Talpa se ha interpretado como “lugar sobre la tierra”. Fue capital del cacicazgo de Tlalpan. El lugar fue habitado por una tribu de origen náhuatl. Hacia 1532, Nuño de Guzmán comenzó a mandar exploradores a estas tierras desde la Villa del Espíritu Santo de la España Mayor, hoy Tepic, Nayarit, y fue entonces cuando los moradores quedaron sujetos a la corona española.

Talpa: palabra náhuatl que significa “sobre la tierra”, compuesta por “Tlalli= tierra” y “pan= encima o sobre”. La palabra “Tlalli” pierde la terminación “li” que equivale al artículo que define su carácter de sustantivo, cuando se junta con otra u otras palabras. Es un error actual, designar a este toponímico, como Tlallipan; porque la investigación de documentos antiguos, aun de pueblos bárbaros, no se ha encontrado este error lingüístico, que sólo puede dar quien desconoce la lengua náhuatl.

El glifo de Talpa se compone de una banda rectangular dividida en tres cuadros coloreados en café, ocre café, respectivamente, que representan la tierra ”Tlalli” (pronúnciese “Tlal-li” no “Tlalli”). Los cuadros tienen cuatro puntos superiores y cuatro puntos inferiores que simbolizan el campo de cultivo. Además tiene cada cuadro, dos huellas en forma de “C” cuadrada que equivale a la huella de la coa, que era un instrumento como pala para sembrar, porque no se usaba el arado. La palabra sobre o que es “pan” en náhuatl, por ser de códice prehispánico, se recurrió a una palabra que llevara el sonido “pan” como “pantli” que significa bandera y que de nuevo pierde la terminación “tli” al unirse otra palabra. El glifo de Talpa se une al ideograma “Tlalli” que da idea de la tierra y el fonograma “pantli” porque sólo se une el sonido “pan” y no el significado de bandera.

Arreola define a Tlalpan como “tierra alta” y Mendoza traduce Tlalpan como “tierra firme”. Un autor anónimo lo señala como el “lugar situado sobre la tierra”. La necesidad de contar con un centro de población bien organizado, obligó a sus residentes a formar un pueblo, lo que se hizo en el lugar del asentamiento de la tribu náhuatl; fue así como un decreto de la Real Audiencia de Guadalajara y con todas las formalidades que requerían las leyes y costumbres de la época, surgió el pueblo que recibió el nombre de “Santiago de Talpa”. El reciente poblado fue elevado al rango de Alcaldía Menor, quedando a la jurisdicción de la Alcaldía Mayor de Guachinango. Desde principios del siglo XIX se le conocía con el nombre de Talpa hasta 1885 en que se le añadió “de Allende” a su denominación oficial.

 

Escudo de Armas

Escudo de Armas de Talpa de Allende

Descripción:

Es un escudo de forma española, mantelado en jefe y semipartido.

En su contenido se conjugan elementos propios de la heráldica española y otros inspirados en los jeroglíficos de origen náhuatl plasmados en el Códice Mendocino.

En el cuartel superior se aprecia la figura estilizada de la Virgen del Rosario de Talpa de la que irradia un bello resplandor; y la venerada imagen se encuentra enmarcada dentro del arco de la entrada principal de su recinto.

En el cuartel diestro de la punta se observa una mano emergiendo de la tierra y de cuya palma, vuelta hacia arriba, se desprende el símbolo náhuatl que se interpreta como la vírgula de la palabra.

En el cuartel siniestro inferior se plasmaron la figura de una mazorca de maíz y la silueta de un bovino puesto de perfil mirando a la diestra.

La bordura de color oro ostenta una leyenda que se extiende en toda la pieza heráldica.

Por timbre lleva el jeroglífico náhuatl que representa el vocablo “Tlalpan”. De esta pieza se desprenden unos lambrequines que en forma de follaje descienden por ambos flancos del blasón.

Debajo del escudo, a manera de soportes, la figura estilizada de unas raíces de la que se desprenden elementos decorativos también inspirados en los jeroglíficos prehispánicos.

Significado:

La obra se explica de afuera hacia el centro como un encadenamiento de actos y hechos que le dan una estructura global.

El escudo de armas de Talpa se interpreta directamente de su toponímico náhuatl que significa “sobre la tierra”, compuesta por Tlalli=tierra y pan=encima, sobre cuyo significado es: lugar en la tierra.

Lugar en la tierra de cuyas raíces brota generosa y abundante la vida y la belleza. En la tierra se encuentra nuestro origen, nuestro principio y nuestro final. Nuestra lealtad a ella debe ser perenne, infinita y eterna, de ella depende nuestra permanencia y supervivencia.

El toponímico náhuatl es la base de todo. El glifo de Talpa se compone de una banda rectangular dividida en tres cuadros coloreados en café, ocre y café, respectivamente, que representa la tierra “Tlalli”. Los cuadros tienen cuatro puntos superiores y cuatro puntos inferiores que simbolizan las semillas del campo de cultivo.

Además tienen cada cuadro dos huellas en forma de “C” cuadrada que equivalen a la huella de la “Coa”.

La palabra “sobre o encima, en “, que es “pan” en náhuatl, por ser difícil de indicar en forma gráfica, se las ingeniaron los tlahcuilo o escribas-pintores prehispánicos de códices recurrieron a una palabra que llevara el sonido “pan” como “pantli” que significa “bandera” y que de nuevo pierde la terminación “tli” al unirse a otra palabra.

En el glifo de Talpa se une el ideograma “Tlalli” que da idea de la tierra y el fonograma “pantli” porque solo se usa el sonido “pan” y no el significado “bandera”. Tomado del códice Mendocino y matrícula de tributos.

La ubicación del glifo en la parte superior representa la cúspide de un árbol cuyas raíces penetran profundas y vigorosas en la tierra y de las cuales nace un tronco fuerte del que se deriva la vida (lado izquierdo) y brota la belleza lozana y sublime (lado derecho). En la parte superior, la fronda representa la gran variedad de la riqueza forestal que caracteriza al municipio por la magnificencia de los bosques de Talpa.

En el centro del escudo, el color blanco de fondo al igual que en la bandera superior simboliza la paz, ahí se encuentra el corazón de la esencia de los talpenses, lo que mueve, motiva y da sustento al municipio: la Virgen del Rosario, cuyo resplandor cobija, protege y energiza el quehacer y trabajo de los oriundos de este municipio y simboliza sobre lo que gira toda la vida de los talpenses. Ella se encuentra enmarcada dentro de un arco de la entrada principal de su recinto, cuya arquitectura es como una tarjeta de presentación de los talpenses.

Las artesanías han cobrado vida y se han fortalecido gracias a la relevante importancia de la religión y más aún a la devoción que en una gran extensión geográfica se tiene por la bella imagen de la Virgen… Pero “nuestras manos que cantan” (centro derecho, inferior) tienen raíces profundas en los abuelos artesanos que heredaron a sus descendientes la habilidad de hacer arte, belleza y poesía con ellas.

La agricultura (lado izquierdo superior) está representada por el maíz, base de nuestra alimentación.

La ganadería (flanco izquierdo inferior) es importante a nivel estado.

La minería se plasma en la riqueza antigua explotada por los españoles, y la placa dorada del escudo trata de representar la importancia de los minerales en el municipio de Talpa.

La leyenda que resalta dentro de la bordura dorada, dentro del escudo, interpreta que “en la tierra” encontramos lealtad (LIBERALITAS), generosidad (GENERALITAS) y vida (VITA), las cuales se nos ofrecen sin limitantes. Piedras angulares que caracterizan a su gente; los talpenses son leales, nobles y generosos porque la vida que disfrutan producto de la tierra y del cobijo de la Virgen, los ha hecho sensibles, humanos y comprensibles de los problemas y necesidades de los demás.

Lema:

Liberalitas. Generalitas. Vita. ( Lealtad. Generosidad. Vida)

Autor:

El H. Ayuntamiento de Talpa de Allende 1995-1997 organizó la celebración de la Primera Semana Cultural Talpa 95’, y en el marco de estos festejos convocó a todos los artistas a participar en un concurso para la creación del escudo de armas del municipio.

Fueron presentadas a concurso 17 creaciones de gran calidad y originalidad, de las cuales resultó ganadora la obra realizada por el Profesor Ángel Ruvalcaba Sigala.

Fecha de Aprobación:

El 24 de noviembre de 1995, en sesión ordinaria de Cabildo, fue aprobado oficialmente el escudo de Talpa de Allende.

Reseña Histórica

Cuando Nuño de Guzmán abandonó la Nueva Galicia, repartió los dominios entre sus más esforzados capitanes Juan y Cristóbal de Oñate y Juan Fernández de Híjar, tocándole a este último Tlalpan. Cuando entró al poblado, hacia 1540, lo hizo pacíficamente.

A la llegada de los peninsulares, Talpa se encontraba en lo que ahora se conoce como Barrio Alto, al sureste de la actual población.

Hacia 1585, al establecerse los ricos minerales de Aranjuez, se avecindaron las primeras familias. Siendo precisamente por estas fechas, cuando se fundó el pueblo de Talpa.

Fue así como, por decreto de la Real Audiencia de Guadalajara, vio la luz primera el pueblo que recibió el título de Santiago de Talpa.

Durante la época colonial el pueblo de Talpa estuvo sujeto a la jurisdicción de la Alcaldía Mayor de Guachinango.

En un decreto del 27 de marzo de 1824, ya se menciona a Talpa con categoría de municipalidad.

En 1825, Talpa tenía ayuntamiento y comprendía los pueblos de Real de Cuale, Real de San Fernando y Real del Desmoronado. Para esta fecha Talpa pertenecía al departamento de Mascota del 6º cantón de Autlán.

En junio de 1870, Talpa pasó a formar parte del recién creado 10º cantón de Mascota; y al año siguiente (abril de 1871) se formó un departamento comprendiendo las municipalidades de Talpa y Tomatlán, siendo Talpa la cabecera.

Durante la segunda mitad del siglo XIX, Talpa resultó un acogedor refugio para los políticos influyentes cuando Guadalajara cayó en poder de los conservadores (en 1864). Fue así mismo una especie de cuartel general de las tropas gobiernistas que entraban y salían sin encontrar resistencia alguna.

Durante esta época en que se escenificaban encuentros y refriegas entre los dos bandos y de inestabilidad política, surge por esos rumbos el Coronel Antonio Rojas, quien recibió la encomienda de pacificar la región y de combatir a Remigio Tovar quien tenía como centro de operaciones, la plaza de Mascota. Rojas por sus instintos piromaníacos y su gran crueldad recibió pronto el mote de “El Nerón de Jalisco”:

Por decreto número 155 del Congreso del Estado y con fecha 18 de septiembre de 1885, se da a nuestro pueblo la categoría de “villa”, añadiéndole además “de Allende”, en honor al General Ignacio Allende. Llamándose a partir de tan solemne fecha y con carácter oficial “Villa de Talpa de Allende”.

 

Personajes Ilustres

Fray Francisco Lorenzo y
Fray Juan de Estivales

Evangelizadores del cristianismo en Talpa. murieron asesinados por una tribu. Estos sacerdotes hicieron la primera capilla en honor al Dios verdadero (su llegada se sitúa aproximadamente en 1550-1551 a mediados del siglo XVI).

D. Manuel de San Martín

Clérigo de origen español, fue el primer clérigo que hizo llegar a estas tierras la escultura de una virgen de caña liviana (quien después se renovaría y sería la Virgen que hoy en día se venera). En su permanencia aquí, hizo una capilla humilde y rústica en la que se veneraba a la virgen de la rosa o del Rosario. La permanencia de este sacerdote fue aproximadamente de 1570 a 1590.

Señor Cura Pedro Rubio Félix

Párroco de la feligresía a la que pertenecía Talpa establecido en Guachinango, Jalisco. En su período le tocó ser testigo de la renovación ya que fue en el año de 1644

Señor Cura Miguel de la Vega

Párroco propio de la feligresía a la que pertenecía Talpa, se encontraba establecido en Mascota, su período fue de noviembre de 1722 a 1730.

Señor Cura Joaquín Eustaquio de Estúñiga y Barrios

Hombre culto, entusiasta de las bellas letras, estuvo aquí en el año de 1731 aproximadamente.

Presbítero Joseph de la Garza y Falcón

Párroco interino a la muerte de Joaquín Eustaquio

Don Javier Venites Coronel

Señor cura propio de la feligresía a la que pertenecía Talpa. Su período fue de 1736-1742. Se le hizo algunas mejorías al templo.

Presbítero Juan Bautista Farías (1742-1757)

Párroco propio de la feligresía, emprendió una investigación amplia acerca de los milagros obrados con la mediación de la Santísima Virgen (en su período se cumplió el Primer Centenario de la Milagrosa Renovación en 1744).

Señor Cura Presbítero José Dávila Villavicencio

Párroco propio de la feligresía a la que pertenecía Talpa se encontraba establecido en Mascota. En 1753 aproximadamente.

Joseph Domínguez

Señor cura y párroco propio de la feligresía a la que pertenecía Talpa. Establecido en Mascota, se distinguió por el cuidado de las almas que le fueron encomendadas. Su estancia se sitúa en los años 1757 a 1770.

Presbítero Ramón de Herrera y Cordero (vicario)

Primer clérigo que se estableció en Talpa, tomó empeño en la construcción de un nuevo edificio (basílica), su permanencia fue en 1755 aproximadamente.

Presbítero Vicente Ramírez

Murió de peste, sus restos fueron inhumados en el Santuario de Talpa.

Señor Cura Antonio de Rueda

Párroco propio de la feligresía a la que perteneció Talpa. Sólo duró dos años (1770-1772).

Presbítero Ignacio García

Párroco propio y señor cura de la feligresía a la que pertenecía Talpa, su período fue de 1772 a 1775.

Presbítero Francisco Esteban Morales Rur

Señor cura y párroco propio; cuando recibió la jurisdicción al Santuario de Talpa.

Nicolás Vallejo

Vicario en Talpa, recibió el título de párroco propio y señor cura en noviembre de 1778. Murió de peste.

José María Villaseñor

Señor cura, padre interino del presbítero Nicolás Vallejo. Sólo tuvo la parroquia a su cargo por unos meses.

Presbítero Vicente Ramos

(1785-1787), señor cura y párroco propio que le continúo al Padre Villaseñor.

Presbítero J. Lorenzo de Arreola

Vicario de Talpa. Este sacerdote buscó la forma de mejorar el nivel de vida de los habitantes.

Presbítero Lino Castellanos y Pacheco

Señor cura y párroco interino, sucesor del Padre Ramos.

Juan José Aguirre

Durante su cargo como señor cura, aumentaron las Romerías y Fiestas de Talpa, duró hasta 1798.

Juan Antonio Montenegro

(1802-1810). Primer capellán propio aquí en Talpa, mandó decorar la parte superior del pórtico principal del templo.

Presbítero Antonio González

Señor cura y párroco propio en 1798.

Nicolás M. Contreras

Sucesor del Padre González.

Francisco Severo Maldonado

Nacido en Ixtlán, Nayarit. Ordenó que además de enseñar la doctrina cristiana, se enseñaran las primeras letras, se unió al Cura Miguel Hidalgo, quien lo nombró director del primer periódico llamado “El Despertador Americano” en 1810.

Antonio Lorenzo Su estancia se sitúa en el período de 1810 a 1819.
Juan Nepomuceno Romero

Interino de la feligresía en 1811.

Patricio Castillón

Párroco propio de la feligresía en 1812.

Presbítero José de Jesús Villaseñor Teniente de cura o vicario de 1813 a 1825.
Presbítero Jesús García Teniente de cura o vicario 1814.
Señor Cura Salvador Apodaca y Loreto Nacido en Guadalajara el 25 de diciembre de 1769, se ordenó sacerdote en Durango en 1794. El 24 de septiembre de 1843 fue consagrado Obispo de la Catedral de Guadalajara. Murió el 14 de julio de 1844.
Aniceto Gil Nacido en Talpa. Murió a los 94 años de edad como consecuencia de la peste cólera morbus, en 1833. Adquirió un reloj público de molinillo.
Ignacio Gudiño y Monroy Vicario establecido en Talpa.
Vicente Moreno Teniente de curas en Talpa.
Presbítero Pablo Aguayo Su estancia como teniente de cura fue muy breve.
Juan Nepomuceno Ibarra Elaboró y llevó a feliz término todas sus grandes obras materiales. Entre sus obras se cuentan, un órgano tubular más grande, nuevas campanas, edificó de nuevo el templo parroquial. Murió a los 82 años de edad, el 26 de noviembre a las 6:00 a.m. Su período fue de 1838 a 1880.
Presbítero José María Ramírez (1871) Vicario de Talpa.
Presbítero Anastacio Sánchez Señor cura y párroco.
Presbítero José del Refugio y Báez Sucesor del padre Sánchez.
Señor Cura Emobono Anaya (1877), último clérigo que habría de regir los destinos de Talpa desde Mascota.
Presbítero José María Salazar Devoto del Sagrado Corazón de Jesús, hasta 1880.
Presbítero Juan Castillo En agosto de 1880, fue Segundo Capellán y, en 1881, fue nombrado Primer Capellán. De 1908 a 1910 fue señor cura. Murió en marzo de 1935.
Fermín J. Dávalos Primer párroco que rigió el curato de Talpa (1882). Primero de abril-primero de diciembre de 1886.
Presbítero Ramón Moreno Teniente de cura en 17 de febrero de 1855.
Presbítero Antonio Gaspar Gallerán Teniente de cura en 1856.
Presbítero Juan Valdivia Teniente de cura.
Presbítero Gabino Aguayo Teniente de cura hasta 1867.
Presbítero Antonio Jiménez Sacerdote muy entusiasta que se preocupó por la educación, por el bien espiritual y material de la población.
Presbítero J. Chávez II Capellán del Santuario.
Presbítero Angel López III Capellán del Santuario.
Presbítero Manuel de Jesús García Párroco propio (1 de diciembre de 1886-21 de febrero de 1890).
Presbítero Juan González Luna Es el sacerdote a quien más se le debe en el orden espiritual. Murió de pulmonía en 1906.
Presbítero Marcelino Hernández Vicario.
Presbítero Manuel S. de Avellaneda Vicario.
Presbítero Alejo Carbajal Vicario
Presbítero Ladislao Lupercio Vicario.
Presbítero Francisco de Asís Ballesteros Capellán en 1894.
Presbítero José Esteban Lara Nuevo vicario en 1894.
Presbítero y señor cura, José Rodríguez Párroco propio.
Presbítero Mariano Ruíz 9 de octubre de 1907. Entre sus obras ordenó que se aseguraran las torres que habían sido dañadas por los sismos.
Presbítero Juan Castillo Párroco propio (27 de octubre de 1908-27 de julio de 1910). Lo que vio más urgente fue el cuidado de las almas y su preparación tanto cultural como religiosa a lo cual enfocó toda su atención.
Presbítero Salvador Palafox Teniente de cura. Permaneció en el cargo hasta mayo de 1932, fecha en que murió.
Presbítero Filemón López González Párroco, su período fue de 1912 a 1932. Durante su período se dio el conflicto de la Guerra Cristera que duró de 1926 a 1929.
Presbítero Rafael Parra Capellán menor y vicario parroquial.
Presbítero Rafael Martínez Inca Vicario.
Presbítero Pedro Macedo Nacido en el “Real del Desmoronado”, clérigo que se distinguió por su humildad, sencillez, laboriosidad y gran devoción a la Santísima Virgen.
Señor Cura José Ramírez Desarrolló su papel del 13 de diciembre de 1932 al 30 de diciembre de 1943. Durante su período sucedió uno de los acontecimientos más dolorosos conocido como “El robo Sacrílego de las joyas de la Santísima Virgen” sucedido el 26 de noviembre de 1942.
Señor Cura Leandro Rocha Párroco propio que tuvo a su cargo la parroquia en el período del 20 de enero de 1944 al 25 de febrero de 1968. Entre sus obras se pueden contar las capillas de San Miguel y la de San Rafael, inició el monumento a Cristo rey en “El Cerrito”.
Presbítero J. Guadalupe Uribe Sustituto del padre Macedo.
Presbítero Librado López Duró muy poco, ya que estuvo hasta diciembre del mismo año.
Presbítero Ignacio Ibarra Gaitán Tuvo el privilegio de ofrendar a la Santísima Virgen las primicias de su monasterio sacerdotal.
Señor Cura Antonio Corona Ramírez Párroco propio, desempeñó su cargo durante el lapso del 11 de junio de 1972 al 14 de octubre de 1993. Originario de Mascota, Jal. Entre sus obras se cuentan la reconstrucción de la Capilla de San Rafael; le tocó terminar el monumento de Cristo Rey y remodelarlo; construyó el Teatro que en honor a él lleva su nombre; y la remodelación del Colegio Parroquial. También construyó las capillas de las comunidades rurales como Ocotes, San Rafael, El Veladero, Cañada, Cabos, etc., e hizo también muchas mejoras a la Basílica. La remodelación de la Parroquia de San José, patrono de esta comunidad.
Presbítero Manuel Carrillo Dueñas Vicario en el período del señor cura Antonio Corona. Tanto él como el Padre Corona iniciaron la construcción del Museo de Nuestra Señora del Rosario de Talpa.
Señor Cura Cecilio Estrada Sing Actual párroco propio de este lugar, originario de Mezcaltitán, Nayarit. Desempeñó su cargo en 1993. Entre sus obras se cuentan la terminación del Museo de Nuestra Señora del Rosario de Talpa, y algunas mejorías en la Basílica.
Don Alberto Koch Originario de Alemania; fue uno entre los muchos negociantes que atrajo la floreciente explotación minera en Talpa. Rico alemán y hermano carnal del famoso Dr. Robert Koch quien fue el descubridor del bacilo de la tuberculosis. Muchos fueron los beneficios que aportó la estancia en Talpa de Don Alberto Koch; entre ellos la introducción de los primeros teléfonos para dar mayor seguridad y efectividad a las comunicaciones. La red telefónica ponía en contacto a Talpa y a Mascota con los principales centros mineros, siendo importados directamente de Alemania por Koch.Estableció en el pueblo uno de los negocios mercantiles más importantes conocido con el nombre de “La Mexicana” y construyó uno de los edificios de estilo colonial más grande del pueblo hacia el año de 1862.

Don Alberto vivió mucho tiempo en Talpa; en “La Mexicana” que actualmente está en la capilla de San Miguel, se casó con una talpense que se llamó Paula Padilla quien le dio cuatro hijos que se fueron a vivir a Alemania con sus tíos.

Don Alberto murió de un piquete de alacrán el 24 de noviembre de 1896, su esposa falleció el 4 de octubre de 1931.

Hermanos Valdés Nacidos en el pueblo de Talpa de Allende, Jalisco, el siglo pasado. Existen pocos datos de estos grandes señores de la medicina, pues tuvieron que abandonar el pueblo para continuar sus estudios, cuando pequeños se trasladaron a la ciudad de Guadalajara. Una vez terminado los estudios, Daniel, Juan e Ignacio, como se llamaban, recibieron el título de médicos cirujanos parteros y se establecieron en Guadalajara desempeñando correctamente su profesión y ofrecieron en determinadas ocasiones los primeros servicios médicos a la población que los vio nacer.En honor a ellos y a su buena labor, hoy lleva el nombre de “Doctores Valdés” una de las principales calles de Talpa, fue otorgada durante el período presidencial de Don Leopoldo González y en la ciudad de Guadalajara, una de las salas del Hospital Civil lleva también su nombre porque fueron de los primeros cirujanos de la ciudad.
Baudelio Bernal Nació en Talpa de Allende, Jalisco, en el año de 1860, vivió en la casa que está en Juárez número 3, hoy la huerta, también en el rancho de Casas Altas. Fue doctor y sus dos hijos también. El 1º de enero de 1902 fue jefe político, entre sus obras destacan: la organización de las agencias, comisarías y delegaciones del municipio tanto del aspecto político como del económico; rehabilitación del túnel de la calle Moctezuma en el lado poniente (en La Placita). El 30 de enero de 1902, por enfermedad, no desempeñó el cargo, supliéndole sucesivamente y en el mismo año, Juvencio Valdés, Manuel Palomera y Germán Gil. Murió en 1913 en la heroica defensa de Talpa.
Paula Padilla La esposa de Alberto Koch, originaria de Talpa, fue la primera persona en contratar los servicios de una locomotora a finales del siglo pasado.
Manuel Palomera Callejas Fue diputado local a la XXXVII Legislatura del Estado, así como Diputado Federal de la XXXVII Legislatura del Congreso de la Unión.
José María Cuéllar Fue la persona que donó el reloj que hoy se encuentra ubicado en lo alto de la Basílica de Nuestra Señora del Rosario de Talpa, y Gobernador del Estado de Jalisco en los años de 1929 y 1930.
Ernesto Ramos Meza Nació en Ameca en 1928, estudió medicina. Fue fundador de la Sociedad de Antropología del Occidente de México, miembro activo de la Sociedad de Endocrinología de Madrid, de la Sociedad Médica Hispano-Mexicana, capítulo Guadalajara, y desde 1974, formó parte de la Academia Mexicana de la Lengua. Fue autor de las siguientes obras: “Voces de Talpa, historia y leyenda” (1951), “La Medicina en Jalisco” (1954), “Lago de Chapala, testimonio y paisaje” (1965), “Arqueopatología” y otros (1960), “La Muerte de Pamilo” (1964), por esta obra obtuvo el Premio Jalisco en Letras en 1964. Falleció el 18 de diciembre de 1992.

Cronología de Hechos Históricos

1540 Entrada pacífica del encomendero Juan Fernández Híjar al pueblo de Tlalpan.
1585 Probable fecha de fundación del poblado de Santiago de Talpa.
1599 Reconocimiento por parte de España, de la fundación del pueblo Santiago de Talpa.
1821 Se firmaron en Córdoba los tratados por los que se reconocía la Independencia en México. La noticia llegó a Talpa, así esto hizo que se llevaran a cabo diferentes festejos.
1857 Remigio Tovar se levantó en armas adhiriéndose al partido conservador, siendo derrotado por el General Juan Nepomuceno Rocha en el cerro de Los Ocotes, causando siete bajas.
1861 Tovar decide abandonar la Villa de Talpa dirigiéndose a algunos cerros vecinos.
1861 Se verificó la escena del Mesón de la Virgen de Talpa que permaneció cerrado durante algunos días, después el gobierno fue dándole distintos usos haciéndolo más tarde Palacio Municipal.
1861 S.S. Pío IX, él mismo pontificó la definición dogmática de la Inmaculada Concepción de María, se firmó el decreto por lo que quedó agregado el Santuario de Nuestra Señora del Rosario de Talpa a la insigne Basílica Lateranense.
1871 El general Porfirio Díaz después de ser derrotado por el general Alatorre y abandonar la ciudad de México permaneció algunas semanas en Talpa disfrazado de fundidor de campana.
1885 Por decreto se concedió a Talpa el título de villa con la denominación de Talpa de Allende.
1913 El jefe carrancista Santos Arreola se presentó en la población a pedir la rendición del cuerpo de la defensa local, encabezado por Francisco S. Lomelí pero la resistencia de los talpenses los obligó a huir.

Cronología de los Presidentes Municipales

Héctor Javier Palomera Uribe2012-2015

José Mancilla 1820
Ignacio Izquierdo 1821
Fernando Merino 1822
José María Izquierdo 1823
Mauricio Bermúdez 1824
Remigio Palomera 1825
Nicolás Romero 1826
Ignacio Monroy 1827
Anastacio Mancilla 1828
Máximo Arróniz 1829
Lorenzo Palomera 1830
Francisco Topete 1831-1832
José María Palomera 1833
Anastacio Mancilla 1834
Ascención Gil 1835
Francisco Topete 1836
Miguel Briseño 1837
Apolinario Gil 1838
José María Anguiano 1839
Juan N. Gil 1840
Agustín Higuera 1841
Lino Lope 1842
Ramón Peña 1843
Victoriano Merino 1844-1845
Salustiano Peña 1846-1847
Pablo Acosta 1848
Juan Nepomuceno Parra 1849-1852
Salustiano Peña 1853-1854
Juan N. Araiza 1855
Miguel Gil 1856
Francisco Rosas 1857
Miguel Briseño 1858
Apolinario Gil 1859
Narciso Izquierdo 1860
Mateo Silva 1861
Cipriano Parra 1862
Mauricio Bermúdez 1863
Francisco Topete 1864
Andrés Hernández 1864
Manuel Rivas 1865-1866
Juan Nepomuceno Parra 1867
Apolinario Parra 1868
Fernando Quintero 1869
Crescenciano Palomera 1870
Lorenzo Gil 1871
José de Jesús Valdés 1872
Zacarías Hernández 1873
Lorenzo Gil 1874
José María Merino 1875
Teodoro Araiza 1876
Pablo E. Pillot 1877
Carlos Bazán 1878
Teófilo Rosas 1879
David Gil 1880
Carlos Bazán 1881
José Luna 1882
David Gil 1883
Manuel Cuéllar 1884
Alejandro Agraz 1885
Teólfilo Rosas 1886-1887
José Célis Rubio 1888
Miguel R. Fregoso 1889-1890
Francisco Gil González 1891
Juvencio Valdés 1892
Miguel Güitrón 1893
Francisco Gil González 1894
Atilano F. Velasco 1895
Francisco Gil González 1896
Atanacio Cuevas 1897
Luis Célis Rubio 1898
Francisco Gil González 1899
Luis Célis Rubio 1900
Francisco Gil González 1901
Baudelio Bernal 1902
Manuel Palomera Gil 1903
Francisco Gil González 1904
Germán Gil 1905
Atanacio Cuevas 1906
Baudelio Bernal 1907
Manuel Palomera Gil 1908-1909
Salvador Güitrón 1910
Francisco S. Lomelí 1911
Francisco S. Calleja 1912
Ignacio M. Pérez y Cuéllar 1913
Francisco S. Lomelí 1914
Enrique Gil 1914
Maximino Guzmán 1914
Gilberto Palomera 1914
Miguel S. Güitrón 1914
Alfonso González Pérez 1915
Antonio Camacho 1916
Miguel S. Güitrón 1917
Rómulo Nava 1917
Alfonso González Pérez 1917-1918
Enrique Gil 1918
Abraham Célis 1918-1919
Leopoldo González Pérez 1919-1920
Miguel S. Güitrón 1920
Miguel Gilberto Palomera 1920
Leopoldo Célis 1920
Alfonso Pérez 1920
Gilberto Palomera 1920-1921
Enrique Gil 1921
Leopoldo Célis 1921
Alfonso Pérez 1921
Joaquín Bolaños Cacho 1922
Antonio Camacho 1922
Rosendo Güitrón Araiza 1923
Joaquín Bolaños Cacho 1924
Antonio Camacho 1924
Alfonso González Pérez 1925-1926
Miguel Becerra 1926
Leopoldo González Pérez 1926-1927
Rosendo Güitrón 1927
Vidal Güitrón 1927
Miguel Becerra 1928
Leonardo Michel 1928
J. Refugio Sánchez 1928
Leonardo Michel 1929
Santiago Reynoso 1929
Praxedis López 1929
J. Refugio Sánchez 1929
Praxedis López 1930-1931
Manuel Palomera Calleja 1932
Santiago Reynoso 1932
Salvador Güitrón 1933
Leopoldo González Pérez 1934
Praxedis López 1935
Carlos González Pérez 1935-1936
J. Cruz Peña 1937
Miguel Uribe 1937
Carlos González Pérez 1938-1939
Daniel Gil Loreto 1939
Ladislao Morales Palomera 1940
Miguel Sánchez Casillas 1941-1942
Juan Becerra Ponce 1942
Rodrigo Bernal 1943-1944
Javier González Pérez 1945
Santiago Reynoso 1945-1946
Salvador Güitrón Palomera 1947
Alfonso González Pérez 1948
Leopoldo González Pérez 1949-1952
Alfredo Güitrón Palomera 1953-1955
Alfonso González Pérez 1956-1958
Raúl González Michel 1959-1961
Juan Becerra Ponce 1962-1964
Raúl Gil Palomera 1964
Raúl González Michel 1965-1967
Víctor Manuel Bolaños Lomelí 1968-1970
Lorenzo Hernández García 1971-1973
Alfonso Hernández Pérez 1974-1976
Lorenzo Gil Hernández 1977-1979
Luis Güitrón Aguirre 1980-1982
Raúl Gil Palomera 1983-1985
Juan Becerra Santana 1986-1988
Francisco Javier Agraz Valera 1989-1991
Rosalba Uribe Ureña 1991
Angel Ruvalcaba Sigala 1991-1992
Javier Regino Trujillo Palomera 1992-1995
José Manuel Ramírez Jiménez 1995-1997
David Sánchez Guerra 1998-2000
Jorge Luis Terríquez Hernández 2001-2003
Roberto Palomera Preciado 2004-2006
Rosa María Fregoso Cárdenas 2006
Gildardo Sánchez González 2007-2009
Salvador Martín Uribe Gil 2010-2012
Héctor Javier Palomera Uribe 2012-2015
L.A.P. María Violeta Becerra Osoria 2015-2018

Geografía

 

Descripción Geográfica

Ubicación del Municipio de Talpa de Allende, Jalisco, México.

Situación

Este municipio se asienta en el flanco externo de los declives jaliscienses de la Sierra Madre Occidental y en la parte noroeste se localiza la cabecera municipal. Situado al sudoeste del Estado de Jalisco entre las coordenadas 20º 05’ 00” a 20º 30’ 55” de latitud norte y, de los 104º 42’ 30” a los 105º 13’ 25” de longitud oeste, situándose a una altura de 1,134 metros sobre el nivel del mar.

Delimitación

Limita al norte con Mascota y Puerto Vallarta; al sur con Tomatlán; al oriente con Atenguillo y Mascota, y al poniente con Cabo Corrientes.

Extensión

La superficie total es de 2,685 km² y ocupa el cuarto lugar en extensión territorial a nivel estado.

Cómo llegar a Talpa

 

Datos Físicos

Relieve

Geología.- El municipio tiene una gran variedad de rocas como: ígneas extrusivas, ígneas toba, ígneas granito, sedimentaria caliza lutita, sedimentaria arenisca conglomerado, sedimentaria conglomerado y brecha, metamórfica exquisito. Y suelos de tipo residual y aluviales. El municipio está constituido por terrenos del período Cuaternario, compuesto por suelos aluviales, residual, litoral, roca sedimentaria, arenisca, conglomerado; del período Terciario compuesto por rocas ígneas extrusivas, riolita, basalto, andesita, toba y brecha volcánica; y del período Cretásico compuesto por rocas ígneas intrusivas, granito, diorita, graneodorita, grabo, diabasa, rocas sedimentarias, calizas y lutitas.

Topografía.- El municipio se encuentra ubicado en la región costa del estado de Jalisco. La topografía es totalmente accidentada debido a su ubicación geográfica de la sierra de Cacoma, que forma parte de la Sierra Madre Occidental y sierra Madre del Sur. El municipio presenta tres formas características de relieve, la primera corresponde a zonas accidentadas y abarcan el 87% de la superficie; la segunda corresponde a zonas semiplanas que abarcan el 8% del territorio y la tercera corresponde a zonas planas con el 5% de la superficie. Las zonas accidentadas se localizan en la mayor parte del municipio y están formadas por altura de 2,760 a 1,500 metros sobre el nivel del mar. Las zonas semiplanas se localizan al sur de la cabecera municipal y están formadas por alturas de 300 a 600 metros sobre el nivel del mar. Las zonas planas se localizan al noroeste de la cabecera municipal y están formadas por alturas de 1 100 a 1 300 metros sobre el nivel del mar.

Clima

El clima de Talpa de Allende se clasifica como húmedo en invierno y otoño; en primavera seco semicálido sin estación invernal definida y verano cálido con lluvias intensas. El mes más caluroso es mayo con una temperatura máxima promedio de 35.8º C, y el mes más frío es enero con una temperatura mínima promedio de 1.8º C. Las temperaturas más bajas se registraron en los años 1988 durante el mes de enero con una temperatura de – 5º C y en 1998 con una temperatura de –4.5º C. La temperatura media anual es de 21.3º C. Los vientos dominantes provienen del sur; se presentan algunas heladas en los meses de enero y febrero, principalmente en las zonas más altas del municipio; el promedio de días con heladas al año es de 27.5. Régimen pluviométrico: El municipio tiene una precipitación media anual, según datos acumulados desde 1946; de 1 029.7 mm. , con respecto a la precipitación media mensual el mes de julio es el que presenta mayor volumen con 258 mm. Y el menor, en marzo, con 2.5 mm. Se cuenta con otros datos importantes en otros meses que son considerados como de sequía, pero que ha llovido mucho como el mes de enero de 1992, que tuvo una precipitación promedio mensual de 414 mm. La precipitación máxima presentada en 24 horas fue el 13 de octubre de 1994 con 124 mm. La precipitación anual mayor fue, en 1980, con 1 510.9. Y la menor en 1975, con 709.8 mm. Los meses en que se presenta mayor precipitación son en la estación de verano. Siendo ellos de junio a septiembre; aunque en algunas ocasiones llega a prolongarse hasta octubre; cuando no es temporada de lluvias, caen algunas precipitaciones, a las que se les llama cabañuelas, dándose principalmente en los meses de enero y febrero y en algunas ocasiones en diciembre. Generalmente se presentan una o dos granizadas al año durante los meses de agosto y septiembre sin causar graves daños.

Hidrografía

Los recursos hidrológicos del municipio se componen de los siguientes elementos:

Ríos.- Talpa, Cuale y San Nicolás.

Arroyos.- Mirandillas, Los Tejabanes, Chambueyes, Pitayas, La Quebrada, La Trementina, Los Otates, San Juan, El Coyul, Hondo, Desmoronado, La Tetilla, Camacho, La Quelitosa, Toledo, La Virgen, Los Anillos, Cornadero, La Huerta, Las Angelinas, La Lima, El Carrizo, La Taberna, Papagayo, Chicalote, Alpizaghua, Los Mezcales, Naranjo, Montegrande, Acajilote, Santa Quiteria, Santa Cruz, Los Arrayanes, La Mina, Aranjuez, El Pedregoso, Tepehuje, Peña Blanca, Las Moritas, El Altecuiz, El Rincón, Zapotes, Las Canoas, Piedra Atravesada, Las Rayadas.

Suelos

Se considera como suelo, a la capa que capta, almacena y proporciona agua y nutrientes para las plantas que en él se desarrollan. La textura de los suelos es variable; en el área agrícola, los suelos son de textura media y en los márgenes de los ríos y arroyos generalmente son de textura gruesa, en el área forestal o de bosque son de textura fina. La profundidad de los suelos agrícolas es moderadamente profunda, de 50 a 90 centímetros; en los márgenes de los ríos son suelos delgados con una profundidad máxima de 30 a 40 centímetros. Los suelos existentes en el municipio son de tipo regosol- dístrico, calcárico y céntrico con clase textual en los 30 cm; suelos de tipo feozem, cambisol eútrico, crómico dístrico, con una clase textual en los 30 cm. ; suelos de tipo acrisol húmico dístrico yórico con una clase textual de los 30 cm.; suelos de tipo fluvisol eútrico con clase textual gruesa media; suelos de tipo audosol húmico eútrico con clase textual media. Así pues, el municipio de Talpa, está constituido con terrenos terciarios. La composición del suelo corresponde a los de tipo castaño o chésnut, así como a los amarillos latéricos prainearenosos y suelo rojizo, y cafés rojizos de bosque. Los suelos dominantes pertenecen al tipo cambisol crómico y regosol eútrico; y como suelo asociado se encuentra al tipo fluvisol eútrico.

Vegetación

La flora se encuentra comprendida dentro el grupo de bosque de pino y encino en las partes altas del municipio como es la sierra de El Cuale, la Cumbre de Guadalupe o de Los Arrastrados. Lo que se refiere a oyamel y nogal se encuentra en Arroyo Hondo y parte de Aranjuez y Las Nueces. Lo que se refiere a parota, rosa morada, capomo, caoba, se encuentran en las partes bajas del municipio, como son: La Cuesta, Soyatán, La Concha, Santa Lucía, ya que pertenecen al clima tropical.

Fauna

Debido a lo benévolo de los climas y por la variedad y riqueza de los bosques, pastos y productos agrícolas, se cría en la región, una gran variedad de animales, tanto silvestres como domésticos, ya que son una de las principales fuentes de riqueza del municipio. Entre los animales domésticos se encuentra el ganado vacuno que se emplea como animales de tiro en el cultivo de los campos. En las zonas donde la tecnología agrícola aún es rudimentaria. Además de ellos se obtienen productos como la leche, carne y sus derivados; elementos básicos para la alimentación de la población. El ganado caballar se emplea como elemento de transporte en algunas regiones apartadas y de difícil acceso; existe también el ganado porcino, sin que falten las aves de corral como gallinas, guajolotes, patos. Se practica también la cría de cabras y borregos, de los que se aprovecha la carne, leche y pieles.

La fauna nativa del municipio, tanto del valle como de la zona montañosa, prácticamente ha desaparecido por lo menos en lo que se refiere a vertebrados, quedando tan sólo algunos mamíferos y anfibios, y eventualmente algunas aves de hábitos migratorios que ocasionalmente se encuentran en el lugar. La razón de pobreza de fauna, se debe a la influencia humana que se manifiesta a través de la caza ilegal, no respetándose los calendarios de caza aún cuando existe vigilancia por parte de la Secretaría del Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca (SEMARNAP). Lo abrupto de la región montañosa favorece a que gran parte de la variedad de animales silvestres habiten estos territorios. Algunos de estos habitantes de la selva son peligrosos para el hombre como el gato montés, tigre, león, mapache, coyote, puma; y entre otros animales se destacan los venados, ardilla, conejo, así como aves pequeñas de diferentes tipos.

Las especies que más se explotan son el venado y el conejo por su carne y su piel. En los arroyos de la región costera abundan algunos peces como la trucha, carpa, boquinete, camarón y mojarra que son complemento de la alimentación del hombre. En todo el municipio abundan también los reptiles y los insectos de toda clase, muchos de los cuales son venenosos y nocivos para el hombre; entre los reptiles podemos destacar la víbora de cascabel y la coralilla. En algunas regiones cálidas podemos encontrar alacranes y escorpiones ponzoñosos.

Recursos Naturales

La riqueza natural con que cuenta el municipio está representada por 176,987 hectáreas de bosque donde predominan especies de: pino, encino, oyamel, nogal, parota, rosa morada, caoba y capomo, principalmente. Sus recursos minerales son yacimientos de: oro, plata, plomo, zinc, cobre y barita.

Uso del Suelo

La mayor parte del suelo tiene un uso forestal pues se destinan para ello 176 987 hectáreas; la actividad pecuaria tiene 31 128 hectáreas; la agrícola 15 375 hectáreas; para otro uso es 4 462 hectáreas; dando un total de 277 952 hectáreas. La tenencia de la tierra en su mayoría corresponde a la propiedad privada y en menor porcentaje a la propiedad ejidal.

 

Atractivos

 

Atractivos Arquitectónicos

A ciento noventa kilómetros de la ciudad de Guadalajara, se encuentra enclavado en la Sierra Madre Occidental y del Sur un pintoresco pueblo religioso y con hermosos paisajes que asombran a cuanta persona se asoma a acariciar las tierras sagradas de la Santísima Virgen del Rosario de Talpa. A solo cinco kilómetros de Talpa se encuentra el puerto de la Cruz de Romero y desde ahí se observa majestuoso el valle, a lo lejos los cerros de La tetilla de El Cuale, Torreón y el de don Pedro, justo a los pies de esa serranía, el pueblo de Talpa. Desde la Cruz de Romero en que se ubica el mirador, inaugurado en marzo de 1997, los peregrinos se asoman orgullosos por haber llegado después de algunos días de andamiaje hecho desde la ciudad de Ameca. Justo al bajar la cruz de Romero se encuentra majestuoso un arco gigantesco con la leyenda:

“DIOS TE SALVE MARÍA”

Hermano peregrino, la reina del santo Rosario te espera con el corazón lleno de amor para escucharte, bendecirte y darte la paz.

BIENVENIDO

Dicho arco fue inaugurado en el 5º Aniversario de la elevación de Patrona de la diócesis de Tepic el 12 de mayo de 1999.

Pasando el arco y después de haber disfrutado de la estancia en el pueblo sagrado de Talpa, se encuentra el letrero que dice:

“ALABADO SEA JESUCRISTO”

La madre del salvador guiará tus pasos en tu peregrinar por la vida hasta la casa del Padre Dios. El señor te bendiga y te proteja.

PEREGRINO

Arco Monumental de Ingreso a Talpa

Destacan algunas edificaciones de tipo civil, como son el Palacio Municipal, de estilo colonial, data de 1802 aunque ha sufrido varias remodelaciones, se ha tratado de conservar sus detalles originales; y el edificio de “La Mexicana”, construido por orden de Alberto Koch y destinado al depósito del mineral de plata que se extraía de los grandes yacimientos de Bramador, Concepción de Bramador, Desmoronado y Cuale.

Exterior e Interior del Palacio Municipal

En cuanto a obras de carácter religioso, se puede hacer mención de los siguientes: el Santuario de la Virgen del Rosario, data de 1782, al frente se encuentra un atrio rectangular con tres accesos que ostentan portadas semejantes en cantera gris; constan de arco de medio punto decorado con relieves de motivos vegetales; flanquean cada arco, pares de columnas estriadas de media muestra y capitel compuesto, las cuales sostienen el entablamento con remates de jarrón. El templo ostenta su fachada toda en cantera, con portada de dos cuerpos y un remate. El primer cuerpo muestra arco de medio punto con intradós encasetonado sobre jambas tableradas, flanqueado por pares de columnas salomónicas adosadas, de capiteles con relieves de pájaros y ángeles; en los espacios entre columnas hay nichos con esculturas sobre peana, y arriba, veneras. En el segundo cuerpo se observa ventana coral rectangular con vitral, flanqueada por nichos con venera, escultura y peana; al lado exterior de los nichos, hay pares de columnas salomónicas adosadas y en medio de ellas escusones. El remate muestra al centro, nicho con escultura de la Virgen de Talpa, rodeada por cortinajes y flanqueada por columnillas; en los extremos jarrones sobre los ejes de las columnas e imafronte con reloj flanqueado por columnas salomónicas. Las torres son de dos cuerpos con vanos de arco de medio punto, flanqueados por pares de columnas adosadas de capitel jónico; los remates son piramidales, recubiertos con azulejo.

Basílica de Nuestra Señora del Rosario de Talpa

El interior, con planta de cruz latina, muestra bóvedas de arista, cúpula de media naranja de vanos con vitrales, en las pechinas pinturas de los cuatro evangelistas; abundante decoración dorada en el friso a lo largo de la nave, en los arcos y en las bóvedas; el retablo principal con ciprés al centro de columnas estriadas y cúpula en forma de corona que aloja la escultura de la Virgen de Talpa.

Flanquean el ciprés, pares de columnas estriadas de capitel compuesto, y entre columnas hay esculturas y medallones; sobre las columnas se encuentran entablamentos con friso, decorados de relieves vegetales; otros cinco retablos laterales neoclásicos, tres capillas laterales y una sala de confesionarios completan los recintos interiores.

Altar e Imagen de Nuestra Señora del Rosario de Talpa

La parroquia de San José, data de 1858, templo construido en el lugar donde según la tradición la imagen de la Virgen de Talpa se renovó milagrosamente. La fachada del templo muestra un pórtico con tres columnas a cada lado, cuyo fuste en su primer tercio es estriado, de mármol y el capitel jónico de cantera; la puerta de acceso tiene arco de medio punto con relieves vegetales en extradós, y a los lados pares de columnas de media muestra semejantes a las anteriores. Un segundo nivel tiene las mismas columnas y muros; arriba una cornisa mixtilínea y remates de jarrones. El interior es de una nave, bóvedas de arista decoradas con relieves de flores y hojas en argamasa.

Exterior e Interior de La Parroquia del Señor San José

La Capilla de la Resurrección construida en el año de 1944; la señora Porfiria Contreras de Fernández, compra la propiedad al gobierno, un lote que tenía 28 por 32 metros, el cual era un panteón. Después pasó a manos de la señorita Carmen Hernández quien lo dona a la Iglesia, para que fuera culto del mes de las ánimas y para servicio del pueblo. También se encuentran en la población de Talpa las Capillas consagradas a los Arcángeles San Gabriel, San Rafael y San Miguel.

La Capilla de La Resurrección La Capilla de San Gabriel
La Capilla de San Rafael La Capilla de San Miguel

La Capilla del Mineral de El Cuale, fue construida en 1870 siendo principalmente de piedra, su estilo es colonial y fue edificada en el auge de la minería de este lugar.

La Capilla de Concepción del Bramador que es una construcción de estilo colonial realizada recientemente.

La Capilla del Mineral de El Cuale La Capilla de Concepción del Bramador

Los bustos erigidos en honor a los héroes de la Independencia: don Miguel Hidalgo, localizado en la Plaza Principal; José María Morelos, ubicado en la calle que lleva su nombre; y el de Ignacio Allende que se encuentra en la calle Hidalgo.

El monumento a Cristo Rey construido a principios del presente siglo, se encuentra en la cima del cerro que lleva su nombre.

Monumento a Cristo Rey

La Cruz de Romero, es una cruz de gran tamaño que data del siglo XVIII, fue construida por don José Romero y situada en uno de los principales cerros del municipio, al norte de la población y en los linderos con el municipio de Mascota, se encuentra sobre una capilla. El Monumento al Peregrino, de reciente elaboración se encuentra ubicado en el centro de la población.

Capilla de La Cruz de Romero Monumento al Peregrino

EL Museo de arte sacro de La Virgen del Rosario de Talpa fue inaugurado el día 12 de mayo de 1995 ,en su interior alberga miles de objetos bien organizados en vitrinas que guardan celosamente tesoros como un busto de San Antonio Abad, una escultura ecuestre del apóstol Santiago , primer patrono de Talpa. Existe una colección de vestidos –reliquia de la Virgen que son auténticas obras de arte bordadas a mano en hilo de 18 a 24 quilates. Una de las piezas más importantes de este museo, es el atuendo de su coronación pontificia, en el año de 1923, mismo que fue donado por los Reyes de España.

Museo de Nuestra Señora del Rosario de Talpa

Foro del Bicentenario. Esta edificación fue construida en el año 2010 para conmemorar el Bicentenario de la lucha armada por la Independencia de México en 1810. Así como el Centenario de la Revolución Mexicana que se inició el 20 de noviembre de 1910. Forma parte de la infraestructura Municipal para el desarrollo de actividades artísticas y culturales que se llevan a cabo durante el año.

Foro del Bicentenario

Obras de Arte

Escultura

En Talpa existen grandes atracciones entre las cuales se encuentran las esculturas, estas son muy admiradas por el pueblo, ya que presentan un objeto de gran veneración y admiración, debido al valor religioso que éstas tienen.

Existen también esculturas que no muestran carácter religioso, como la de Miguel Hidalgo, José María Morelos e Ignacio Allende.

La imagen de Nuestra Señora del Rosario de Talpa, elaborada por indios tarascos, del estado de Michoacán en el año de 1530 y traída posteriormente al pueblo de Tlalpan en el año de 1585 por un indio llamado Felipe, se encuentra situada en el altar principal de la ahora conocida basílica, construida en su honor, dándole por nombre Basílica de Nuestra Señora del Rosario de Talpa.

La escultura de un Niño Dios traído de Roma y que data del año de 1700, actualmente se exhibe en la capilla de la exhacienda de la Concepción del Bramador.

La escultura del señor San José que se puede apreciar en el altar mayor de su parroquia, data del año de 1867.
En la Basílica de Nuestra Señora del Rosario de Talpa, se pueden apreciar las siguientes esculturas:

La escultura de San Juan Nepomuceno, traída a Talpa en 1850, se encuentra en el ala derecha de la Basílica.

La escultura de la Purísima Concepción data del siglo XIX y desde 1870 se encuentra en Talpa, ubicada a un costado del altar mayor de la Basílica.

La escultura conocida como El Calvario que se encuentra en una capilla especial al costado norte de la predicha Basílica y por último el conjunto escultórico llamado “La Sagrada Familia”, ubicada en el costado sur de la Basílica.

Al igual que en la Basílica en algunas partes del pueblo se encuentran otras esculturas como son:

El monumento al Peregrino, este monumento se realizó bajo las reglas del maestro y escultor, Rafael Zamarripa de la Universidad de Colima. Dicho monumento fue realizado con la colaboración del entonces párroco del pueblo, Presbítero Antonio Corona Ramírez y la Presidencia Municipal. Dicha obra fue inaugurada el 19 de septiembre de 1982 en agradecimiento a todos los peregrinos que vienen a visitar a la Virgen.

Busto del párroco Antonio Corona Ramírez, obra realizada en 1992, esta escultura fue creada bajo la supervisión del escultor Rafael Zamarripa, fue hecha a favor de los grandes beneficios que el religioso hizo a todo el municipio y en honor a sus cuarenta años como sacerdote.

Miguel Hidalgo y Costilla, esta obra al igual que el monumento al peregrino fue realizado bajo la supervisión y dirección del escultor Rafael Zamarripa, junto al esfuerzo unido del pueblo y del gobierno. Se realizó durante el período 1977-1983 y fue inaugurada por el Gobernador del Estado.

José María Morelos y Pavón e Ignacio Allende, estas obras también fueron realizadas por Rafael Zamarripa en el año de 1982.

El 31 de diciembre de 1982, se realizó una importante obra la cual consistió en remodelar el centro de la población, con la ayuda del pueblo en general junto con el Gobierno Municipal y del Departamento de Planeación y Urbanización del Estado.

Pintura

Destacan varias obras pictóricas de carácter religioso tales como, el mural sobre “El Milagro de la Renovación de la Imagen de la Virgen del Rosario”, plasmado en las paredes del templo del señor San José; el mural de la Santísima Trinidad que se encuentra arriba del trono de la Virgen del Rosario en la Basílica que lleva su nombre, en este mismo recinto se encuentra una pintura que representa a los cuatro Evangelistas sobre la cúpula principal de la Basílica, ambas obras datan de 1830.

El mural sobre la defensa del pueblo de Talpa que tuvo lugar el 23 de junio de 1913; localizado en el edificio de la Presidencia Municipal. Es obra de Santiago Rosas Zepeda, ejecutada en 1985.

En la entrada del Palacio Municipal se encuentra el Mural titulado “Los Valores del Ayuntamiento”, elaborado en el año de 2006 por el joven artista talpense Antonio Arreola Moro. el cual tiene varías alegorías que representan la vasta biodiversidad, vestigios arqueológicos, componentes económicos y socioculturales ; así como los valores que deben existir en el ayuntamiento como son: la pluralidad, la transparencia y la diversidad ideológica .Están representados también varios personajes que simbolizan a los miembros del H. Ayuntamiento como las columnas en las que se sustenta el desarrollo del pueblo. La parte superior representa que somos un municipio orgulloso de nuestra identidad ,gracias a nuestra historia presente, sin olvidar los órigenes; con este enlace entre el ayer y el hoy, el pueblo caminará hacia el desarrollo.

Música

El bello pueblo de Talpa de Allende, ha servido de inspiración a varios compositores que han dedicado sus canciones a exaltar las bellezas, costumbres y tradiciones de este lugar, teniendo siempre presente al mayor tesoro que es la imagen de la Virgen del Rosario; uno de los compositores más prolíficos es el Sr. Librado Sánchez Guerra quien ha compuesto letra y música de alrededor de 20 canciones dedicadas al pueblo de Talpa , a sus costumbres y tradiciones , sin faltar las que dedica a la Virgen del Rosario.

Literatura

Destacan obras tanto de carácter científico y didáctico como de tipo histórico y religioso, cuyos títulos son:
“Geografía de Talpa”, publicada por Alfonso González Pérez en 1959.
“Historia de Nuestra señora del Rosario de Talpa” del Presbítero Manuel Carrillo Dueñas
“Voces de Talpa (Historia y Leyenda) de José Ernesto Ramos.
Cabe mencionar que en la novela de Juan Rulfo “El Llano en Llamas” se hace referencia a Talpa: “[…] Aunque sabía que Talpa estaba lejos y que tendríamos que caminar mucho debajo del sol de los días y del frío, de las noches de Marzo […]”.

En el año de 2011 se edita el libro titulado “Talpa en la Memoria de su Gente “que es una compilación de hechos históricos, personajes, leyendas y lo que cuentan los peregrinos; esta obra literaria es de la autoría del Sr. Daniel Argil Ramírez.

Poesía

“Añoranzas” del profesor Martín Ruelas Castellón”; “Un lugar tranquilo y bello”, del señor Librado Sánchez Guerra; “Súplica” “Talpa” ambas obras de la autoría del profesor Francisco Javier Guzmán.

Cine

Se filmó la película que lleva por nombre “Talpa” basada en el libro de Juan Rulfo. En la cabecera municipal se realizó también la filmación de un documental titulado “Talpa”, mismo que ocupó el segundo lugar en un festival celebrado en Uruguay en 1982.

Se elaboró un documental sobre la romería del mes de marzo en 1986, el cual fue transmitido a nivel nacional.

Por último, el documental sobre la “Artesanía del Chilte”, filmado en la región donde se extrae ese producto en el mismo municipio y transmitido por la red Univisión el 6 de junio de 1986 y en el programa de “Hoy Mismo” de México.

En el año 2011 Televisa filmó un documental promocional titulado “Tradiciones” filmado durante la romería de mayo, mismo que fue transmitido durante varias semanas consecutivas en cadena nacional, en el que se exhalta la Fe de los miles de peregrinos que nos visitan año con año.

 

Atractivos Culturales

Fiestas Populares

Del culto que se le atribuye a la taumaturga imagen del Rosario en su templo y en su pueblo; de las fiestas que se celebran en su honor de los hechos principales:

La Santa Basílica de Talpa está destinada a honrar a su altísima imagen y tanto por la tarde como por la noche se reza el Santo Rosario, también el día 19 de cada mes a las 12:30 del día en conmemoración del milagro de la renovación.

Como primera fecha conmemorativa, se tiene el día 2 de febrero, ya que en esta fecha se celebra el día de La Candelaria”, este festejo comienza el 25 de enero y termina el 2 de febrero; en esta se celebra la purificación de la Santísima Virgen, es la más antigua de las romerías de Talpa, su origen data del segundo tercio del siglo XVII, poco a poco vino en aumento hasta llegar a ser una verdadera feria regional.

La fiesta en honor al Señor San José, es ahora la más concurrida del año, del último tercio de este siglo en adelante. Esta romería se realiza del 11 al 19 de marzo, pero antes de ésta se encuentra la gran Peregrinación de Santa María de Tecomán, siendo el primer domingo de marzo. Volviendo a la celebración de San José, a ésta acude gente de todas las regiones del país, así como del extranjero. Esta es digna de admiración por sus peregrinaciones organizadas, danzas, feria llena de colorido, el festejo se originó a raíz de la consagración del templo parroquial.

Desde el año de 1923 se ha venido haciendo célebre el 12 de mayo; en esta fecha fue coronada litúrgicamente la sagrada imagen, se organizó el Patronato de la Santísima Virgen, sobre todo el obispado nayarita y fue elevado su santuario a la Dignidad de Basílica Menor, lo que ha dado origen a una nueva solemnidad que cada año reviste con mayor lucidez, del 4 al 12 de mayo.

Y no podían faltar las alegres fiestas de septiembre que están llenas de alegría y colorido, desde su inicio el día 10 de septiembre y su culminación, el 19 del mismo. Esta es la más típica y tradicional, pues data del año de la renovación, de 1644, y se ha venido celebrando casi de la misma manera durante más de tres centurias; en ella abunda la pólvora, las típicas luminarias y serenatas, las variadas y policromas composturas que adornan el atrio.

Del 5 al 7 de octubre es la fiesta titular, o sea, la del Rosario que por muchos años se conmemoró en ella en el Primer Juramento del Patronato de la Santísima Señora sobre el pueblo y su comarca; esta costumbre se ha echado al olvido en los últimos años.

Del 21 al 29 de septiembre, tiene lugar la fiesta de San Miguel, donde resalta su ya tradicional concurso de aficionados al canto.

Del 16 al 24 de octubre tiene objeto la festividad de San Rafael donde resalta por su colorido, gran alegría y sus bellas luminarias. Las dos fiestas anteriores se realizan en sus respectivas capillas o templos.

La Virgen de Guadalupe es festejada como en todo México del 9 al 12 de diciembre con su gran colorido, alegrías y los tradicionales carros alegóricos en donde se representan varias estampas de Nuestra Señora de Guadalupe.

Leyendas

En el año de 1641, el señor cura Pedro Rubio Félix, encontró que los talpenses conservaban en su capilla algunas imágenes de Jesucristo y de la Santísima Virgen, en pésimo estado de conservación. Al irse al lugar de su residencia dispuso que estas estampas se encontraran en la sacristía.

El 19 de septiembre de 1644 los naturales principales del pueblo, mayordomos y priostes, decidieron que se cumpliera el mandato del párroco. A una india de nombre María Tenanchi fue a quien se le reveló el suceso. Ella al tratar de tomar en sus manos una imagen de la Santísima Virgen del Rosario, carcomida y rota, un resplandor vivísimo la deslumbró; su azoro fue inmenso y no pudiendo resistir la impresión cayó sin sentido, cuando se recuperó de esa impresión las indias que allí se encontraban le preguntaron que qué le pasó. Fue la primera testigo del milagro, María cuya cara envuelve la neblina del misterio, respondió”: ¿No veis esa virgen desbaratada que está de otra manera echando resplandores de fuego rodeando de nubes que me hizo así?, ¿Qué será esto?”.

De este suceso debió estar enterado el señor cura Pedro Rubio Félix, quien fue avisado por el cantor Francisco Miguel. Llegaron a Talpa el 22 de septiembre y solamente se celebraron vísperas, y misa al siguiente día; dos candelas que días antes habían encendido los naturales talpenses, intactas e inalterables; continuaban iluminando el altar improvisado de la imagen renovada de la Santísima Virgen del Rosario.

El cerro de Don Pedro: le llaman cerro de don Pedro porque en el sudoeste del caserío, por el rumbo del nuevo campo de aviación vivía un señor llamado don Pedro. Se escuchaban comentarios que era un bandido de la región el cual se escondía por la sierra, otros que eran santos nacidos en el pueblo de Talpa.

Todos los coterráneos sabían que este hombre los ayudaría en sus problemas difíciles si lo visitaban en su guarida. Era una escabrosa ladera del cerro. Hay supersticiosos que dicen que al avanzar una docena de metros para el interior, se escuchan diferentes ruidos, murmullos, llantos de mujeres inconsolables y también como que dejan caer costales llenos de monedas de oro; ya que hubo personas que decían que dentro de la cueva había huesos, calaveras y otros objetos. Se cuenta que cuando se escuchaban rumores que se iban a venir asaltantes al pueblo, todos los señores querían esconder a sus hijas en la guarida de don Pedro, cuando viajaban hacia allá les brotaron los hombres armados y ellos alcanzaron a meterse pero les iban siguiendo la huella ya que sabían que los más grandes tesoros de las familias eran sus hijas veinteañeras. Los hombres bandidos brotaron por todos lados, lucharon con los padres de las jóvenes siendo éstas fuertemente forcejeadas.

Cuentan que la muerte de estas gentes en la cueva de don Pedro es la razón de que haya tanta osamenta desperdigada y también de que se escuchen gritos de mujeres cuando alguien allí penetra.

Hacienda de Gallineros: Se encuentra en el antiguo camino de herradura a Talpa, se le conoce así porque hace años vivía un hombre rico y bondadoso que tenía muchos mozos, de éstos nace una niña que al venir al mundo mueren sus padres quedando huérfana. La niña queda a cargo del patrón y de uno de los mozos.

El patrón le regaló una gallina al mozo que se haría cargo de la niña, diciendo que los huevos que pusiera los tenía que vender e invertir en maíz, y si se criaban pollitos tenían que hacer un gallinero, fue así que invirtiendo las ganancias, el mozo llegó a comprar una ternera.
Pasaron los años, la niña se convirtió en una gran maestra; la joven residía en Guadalajara, fue llamada porque el patrón se encontraba enfermo y para curar sus males los familiares vendieron todo, la joven maestra se enteró y para tratar de salvar a su protector, les compró a los nuevos dueños las propiedades, todo esto con el fruto de una gallina.

Mandó construir gallineros, reunió a los mozos, porque nadie de ellos ignoraba su historia: era una huérfana que nació con suerte teniendo el privilegio de ser protegida por el patrón de su padre y de los mozos. Es por eso que se le conoce como Hacienda de Gallineros porque con el fruto de las gallinas se convirtió en una fortuna.

Tradiciones y Costumbres

Durante la fiesta titular de Nuestra Señora del Rosario, del 5 al 7 de octubre, se acostumbra realizar un recorrido con la venerada imagen por la plaza principal y calles adyacentes a la Basílica. También se realiza un ritual en el que se baña a la imagen y le ponen ropa nueva.

A las diversas fiestas religiosas que se celebran durante el año asisten grandes cantidades de peregrinos de todo el estado de Jalisco, y estados vecinos, cuyo común denominador es la inmensa fe religiosa

Música

Existen varias composiciones que versan sobre el pueblo y sus características, así como de la Virgen del Rosario de Talpa, existiendo varios discos sencillos y un L.P. con catorce canciones, siendo sus autores: el presbítero Manuel Carrillo Dueñas, de letra, y Miguel Gutiérrez de música, además de un disco que es conocido internacionalmente que lleva por título “Virgencita de Talpa”, conocida también como “Imploración”, además de las interpretaciones hechas por los hermanos Zaizar de “Soy de Talpa”.

Artesanías

El Chilte.- El árbol donde se obtiene es de la familia Eupphorbiaceae , del género Chidoscolus , de la especie Chidoscolus elasticus.

En el pueblo se le dan diferentes nombres y los más comunes son: chiclos o cucaracho, chicle, chilte, tepechicle, copal, chilte rojo, chipete y cuyo nombre científico es: Achras Sapota L. Sapotecas.

El árbol tiene de 8 a 10 metros, protegido por pelos urticantes que causan intensa molestia.

La extracción del chilte se ejecuta de noviembre a marzo.

Raya el colector, con una uña de acero, la corteza del árbol, primero de arriba abajo y luego en diagonal hasta formar rombos que ordenan hacia la sajadura más grande, de ahí destila la goma que es recogida en recipientes de barro, con agua y que colocan en el suelo al pie de los troncos. Cuando hay una regular cantidad de esta goma dentro del agua, la están moviendo con unos trinches de madera para formar bloques de forma y tamaño de un libro. Lo pintan de diferentes colores.

Después para trabajarlo lo hacen con agua caliente; ponen el recipiente con agua a fuego lento, después cuando el agua está a una temperatura más o menos de 150º, se le pone la pasta y después se está amoldando según como se quiera, en listón o hilos.

Este chilte tiene un color y sabor muy especial, fuerte y concentrado, lo cual puede quitársele poniéndolo en baños de cloro.

Muy pocas personas que visitan Talpa regresan sin el famoso chilte. Esto lo venden labrado en las más diversas formas: de flores, sombreros, corazones, fruteros, cacharros de cocina, canastas de verduras, imágenes de la Virgen, moños, etc. También se pueden adquirir muebles de madera tallados en diferentes estilos coloniales; así como piezas de barro como ollas, cántaros, jarros, jarrones, cazuelas y comales, todos estos productos se elaboran en diferentes tamaños y variedad de diseños. Infinidad de objetos que salen de la creatividad de los artesanos.

Las primeras cosas que se hicieron con el chilte fueron las cositas pequeñas como la lozita, y después fueron haciendo cosas más complicadas.

El arte y la delicadeza con que infinidad de familias trabajan en esta industria son admirables.

La imitación de flores sería imposible distinguir, a corta distancia, si es natural o artificial.

En las vísperas de las romerías, muchas casas; tanto en familias acomodadas como en las menesterosas, las mujeres se dedican especialmente a la elaboración de figuras de chilte, como la gente del pueblo lo nombra; y como resultado de todo ello, en los días de la rumbosa fiesta, por todos lados es solicitado producto en venta, en los mentados puestos que cubren las principales calles que rodean la Iglesia.

Se hacen concursos en los cuales los ganadores han obtenido buenos premios en efectivo.

El chilte se exporta del interior del país al extranjero. Se exporta hasta Estados Unidos por parte de una señora que lo manda por medio de una persona que viene especialmente a ver las variedades y diferentes formas del chilte y se lo lleva.

Talabartería

Productos derivados de la talabartería como son huaraches, cinturones y ajuares para montura entre otros.

También se efectúan trabajos para disecar todo tipo de animales y aves que son cazados en la región.

Trajes Típicos

Para el hombre el traje de charro, y el vestido de china poblana para la mujer.

Gastronomía

Alimentos

Birria, pozole, tamales, tostadas de pollo, gorditas, carne con chile de tomate de milpa y chilaquiles.

Dulces

Rollo y cuero de guayaba, jalea, cajeta, orejones, sancocho, guayabas pasadas, higos, bolitas de leche, huesillos de leche y tirilla de mango.

Bebidas

Ponches de diversas frutas como durazno, nance, capulín, piña, guayaba y granada. El rompope es una bebida muy apreciada por los visitantes.

 

Atractivos Naturales

El Bosque de Maple en Talpa de Allende

Encontrar un bosque caducifolio de invierno conífero o maple (Acer saccharum en las provincias de Québec y Ontario en Canadá Oriental es lo más común, es propio de esas latitudes (38°-45° latitud norte) y bajo ese clima rigurosamente frío en invierno. Encontrar un Bosque Mesófilo de Montaña con maple en Jalisco es otra historia.

BOSQUE MESOFILO DE MONTAÑA

El Bosque Mesófilo de montaña (BMM) sensu Rzedowski (1978) o Bosque Caducifolio sensu Miranda y Hernández X. (1963), es el tipo de vegetación con mayor riqueza florística del país, a pesar que solo ocupa el 2% del territorio nacional.

Esta alta riqueza florística se confiere parcialmente a la abundancia y diversidad de plantas epifitas, favorecida por una humedad atmosférica generosa durante la mayor parte del año.

También los elementos geológicos han influido en favorecer al BMM ya que se compone de elementos nearticos, que proceden de los bosques caducifolios de latitudes medias del hemisferio norte. Y otro elenco que proviene del reino neotropical en concreto de los bosques de niebla de los Andes Sudamericanos.

DISTRIBUCIÓN GEOGRAFICA

El BM esta mejor representado en la cuenca del golfo de México a un mayor aporte de humedad acarreada por los vientos alisios.

Corre en forma discontinua por las laderas del barlovento de ala Sierra Madre Oriental de Tamaulipas, San Luis Potosí, Hidalgo, Querétaro, Puebla, Veracruz, Oaxaca y parte del norte de Chiapas.

En la vertiente del pacifico solo esta bien representada en las montañas del Soconusco en Chiapas, esta recibe bastante precipitación al sur del Istmo de Tehuantepec, a lo largo de la Sierra Madre del Sur en Oaxaca, Guerrero, Michoacán, Colima, Jalisco y sur de Nayarit, el BMM solo se restringe a las cañadas, que con su microclima más húmedo, como consecuencia de la evapo-transpiración debido a la penumbra propia de las cañadas.

En Jalisco el BMM se presenta en forma discontinua a lo largo de la Sierra Madre del Sur, más puntualmente en la Sierra del Halo, Sierra de Manantlán, Sierra del Cacoma, y la sierra que corre de Talpa De Allende a San Sebastián del Oeste.

EL BOSQUE MESOFILO DE MONTAÑA DE TALPA DE ALLENDE

Crece en las laderas sur de la Cumbre de los Arrastrados, en el Cerro de San Pedro, por el Cuale y el Cerro de la Tetilla de Cuale.

El único predio que se ha documentado florísticamente es el situado al Oeste de la Cumbre de Guadalupe (o los Arrastrados), trabajo realizado por Vazquez et. al (2000).

Esta investigación de campo y documental proporciona los argumentos necesarios sobre la importancia y conservación de este rodal, que en forma sucinta serían los siguientes:

1. El BMM del Ojo de Agua del Cuervo es un relicto del Pleistoceno, cuando las condiciones climáticas eran diferentes, había más precipitación por lo cual el BMM se extendia más ampliamente a lo largo de la Sierra Madre del Sur que en la actualidad.
2. Se encontraron 60 especies árboles, además de un helecho arborescente (Cyathea costarricensis), este último es una planta que poco se encuentra en el resto de los BMM del estado de Jalisco.
3. También de acuerdo a Vazquez, Vargas y Aragon (2000), el 15% de las 60 especies se encuentran en las categorías de protección establecidas por la norma oficial mexicana (NOM-049-ECOL-1994), mas consideran que un 5% adicional merecen listarse para protección en dicha norma.
4. Por su extraordinaria diversidad biológica, bosque maduro a viejo crecimiento, excelente regeneración y establecimiento de especies, estructura incoetanea y alta integración ecológica este bosque es incluso superior al encontrado por Jardel et. al. (1996), en la cañada de la Moza, en las Joyas en la Sierra de Manantlán. Cabe mencionar que el maple (Acer skutchii) fue descubierto por primera vez en Jalisco por estos investigadores de la Universidad de Guadalajara, en marzo de 1991.

EL MAPLE O ARCE

Acer skutchii Rehder, es considerado por algunos botánicos como una subespecie de maple o arce azucarero (Acer saccharum) fuente de la miel o jarabe de maple en el oriente de Canada y los Estados Unidos.

Es de interés mencionar que Acer skutchii fue primeramente encontrado en Nebaj, el Quiche Guatemala por botánicos norteamericanos.

Posteriormente se encontró en Tejanapa, en los Altos de Chiapas, colectado por Faustino Miranda.

En rancho el cielo en la Sierra Madre oriental en Tamaulipas fue encontrado por Aarón J. Sharp.

En la sierra de Parras, Coahuila fue encontrado por José A. Villareal Q.

En la cañada de la Moza en la sierra de Manantlán fue encontrado por Enrique Jardel y colaboradores.

Finalmente y como 5 localidades para el país, esta la población del nacimiento del rio Talpa efectuado por J. A. Vázquez, Y. Vargas y F. Aragón el 10 de julio de 2000.

En virtud de los argumentos expuestos líneas atrás es evidente que dada la importancia fitogeográfica del bosque mesófilo de montaña con maple (Acer skutchii) es una obligación y responsabilidad moral del municipio de Talpa de Allende, proteger de la tala y decretar una zona protegida a la porción que va desde el Ojo de Agua del Cuervo hasta el Paso Hondo, siguiendo la cañada.

ELEMENTOS PARA SU CONSERVACIÓN

Ojo de Agua del Cuervo, Talpa de Allende, Jalisco: el mejor refugio de Pleistoceno de bosque mesófilo de montaña del occidente de México.

El bosque mesófilo de montaña (Rzedowski 1978) es un tipo de vegetación con alta riqueza florística y elevado endemismo (especies únicas). La elevada humedad atmosférica en gran parte del año y la mezcla de elementos florísticos holárticos (procedentes del hemisferio norte) y neotropicales (procedentes de Sudamérica) contribuyen a su elevada diversidad. El término bosque mesófilo de montaña equivale a lo que algunos llaman bosque nublado, selva nublada y bosque de niebla. Entre las características de éste tipo de vegetación destacan la diversidad alta de epífitas y helechos. Las orquídeas tienden a ser numerosas y árboles como los de los géneros Carpinus (“mora blanca”), Ostrya (“mora roja”), Alnus (“aile”), Magnolia (“magnolia”), Quercus (“encino o roble”), Juglans (“nogal”), Tilia (“cirimbo), Cornus (“azulillo”) y Acer (“arce o maple”) son encontrados frecuentemente en esta vegetación. Se calcula que aproximadamente 2,500 especies de plantas vasculares habitan de manera exclusiva o preferente en los bosques mesófilos de montaña en México, lo cual representa el 10% de la riqueza de plantas del país. En éste contexto, el bosque mesófilo de montaña es mucho más diverso que cualquier otro en México (Rzedowski 1991).
La diversidad, relictualidad, endemicidad y unicidad de la flora de los bosques mesófilos de montaña en México, les confiere una prioridad alta para su conservación (SEMARNAT). En México el bosque mesófilo de montaña ocupa una reducida extensión, de solo 2% del territorio nacional. Se distribuye a lo largo de la sierra Madre Oriental de una manera más continua, y de manera más discontinua en la vertiente del Pacífico, particularmente en la sierra Madre del Sur pero restringido a las cañadas, donde la humedad es mayor. En Jalisco este tipo de vegetación se desarrolla principalmente en San Sebastián del Oeste, sierra de Cuale, sierra de Talpa de Allende, sierra de Cacoma, sierra de Manantlán, Cerro Grande, Nevado de Colima y Sierra del Halo.

Descubrimiento del bosque de Arce en Talpa de Allende, Jalisco

En junio el año 2000, el Dr. José Antonio Vázquez García, la bióloga Yalma Luisa Vargas Rodríguez y el técnico Fernándo Aragón Cruz describieron de Talpa de Allende una comunidad de bosque mesófilo de inigualable riqueza florística y biogeográfica en el occidente de México; con elementos, holárticos, australes, neotropicales y asiático-americanos. En ella, además de Acer saccharum subsp. skutchii (o Acer skutchii, “arce o maple”), prosperan exitosamente Abies guatemalensis subsp. jaliscana (“oyamel”), Podocarpus reichei, Cyathea costaricencis (“helecho arborescente”), Magnolia pacifica (“magnolia”) y Matudaea trinervia (“cuencudo o naranjillo”), así como muchas otras especies típicas de bosque mesófilo. En otras zonas del occidente de México no se encuentran todas las especies anteriormente señaladas creciendo juntas, pero en la cañada Ojo de Agua del Cuervo estas y otras especies si están presentes.

Un bosque de maduro a viejo crecimiento y de alta diversidad

En la cañada del predio Ojo de Agua del Cuervo se encontraron 60 especies de árboles y un helecho arborescente (Cyathea costarricensis). La riqueza de especies es mayor a la que se conoce en otros bosques como los de la Sierra de Manantlán, Jalisco (Jardel et al. 1996). En esta cañada se encuentran la mayoría de los géneros que se conocen del bosque mesófilo en el occidente de México (Vázquez et al. 1995). El arbolado es de maduro a viejo crecimiento, es decir incluye arbolado de gran tamaño, condición muy raramente encontrada en la mayoría de los bosques del occidente de México. Acer saccharum subsp. skutchii (“arce o maple”), Tilia mexicana (cirimbo), Abies guatemalensis var. jaliscana (oyamel) y Podocarpus reichei (“podocarpo”) son especies con las características anteriormente señaladas.
Acer saccharum subsp. skutchii, originalmente descrito de Guatemala y posteriormente encontrado en Chiapas y Tamaulipas, posteriormente se encontró en la sierra de Manantlán y en Talpa de Allende, Jalisco; pero es en ésta última localidad en donde las poblaciones de ésta especie presentan mayor potencial para su preservación a largo plazo, con base a sus características bióticas, demográficas y a la dinámica actual de sus poblaciones (Vargas en preparación).

El mejor refugio de Pleistoceno de bosque mesófilo en el occidente de México

La elevada diversidad biológica y la intrincada integración ecológica de los rodales del bosque mesófilo de Talpa de Allende, le convierten sin duda en el más importante refugio de Pleistoceno de bosque mesófilo del Occidente del país. El Pleistoceno fue la época de las últimas glaciaciones que impactaron Norte América. La máxima glaciación, conocida como Wisconsin, alcanzó hasta 40° de latitud norte, provocando en México clima frío y húmedo. Fluctuaciones posteriores ocasionaron cambios de cálido húmedo, frío y seco, frío y húmedo y finalmente cálido seco. Estos cambios permitieron que el bosque mesófilo de montaña, que entonces incluía una especie ancestral de arce, estuviera distribuido más ampliamente que en la actualidad en muchas zonas de México y Guatemala y que la extinción de comunidades enteras, producto del retraimiento de los glaciares, dejó reductos discontinuos, que en la actualidad son considerados refugios de Pleistoceno de bosque mesófilo.

Alto valor de conservación

El 21% de las especies se encuentran en peligro de extinción (entre ellas el arce y el oyamel) y el 15% se encuentra en alguna categoría de protección según la norma oficial mexicana (NOM-049-ECOL-1994) (Vázquez et al. 2000). El 20% son endémicas del occidente de México. El arce se considera en peligro de extinción debido a su reducida distribución geográfica y baja densidad, resultado del cambio de uso de suelo en los sitios próximos donde él habita. Las especies amenazadas o en peligro de extinción presentes en el bosque mesófilo de montaña de la cañada Ojo de Agua del Cuervo son:
1. Acer skutchii Rehder (arce o maple)
2. Ilex dugesii Fernald
3. Cyathea costarricencis (Jun) Domin. (helecho arborescente)
4. Alchornea latifolia
5. Matudaea trinervial Lundell
6. Juglans major (Torr) Séller. (nogal)
7. Magnolia pacifica A. Vázquez (magnolia)
8. Abies guatemalensis var. jaliscana (oyamel)
9. Podocarpus reichei Buchl. Et. N. Gray
10. Meliosma nesites I. M. Johnston
11. Tilia mexicana Schl. (cirimbo).

La lista de especies de plantas hasta ahora registradas en una superficie de 0.2 ha se presenta al final del documento.

Alto potencial para la conservación de especies en riesgo

La regeneración de árboles es también numerosa, encontrándose renuevos de todas las tallas. La distribución de alturas de las plántulas de arce y podocarpo tienen estructuras en forma de “J” invertida sugiriendo un establecimiento exitoso (Vargas y Vázquez 2001). Estas especies muestran una tendencia a germinar en condiciones de sombra, la cual es proporcionada por árboles adultos, además, los suelos con mayor disponibilidad de nutrimentos y humedad favorecen el establecimiento y crecimiento de plántulas (Vargas, en preparación). Otros árboles como magnolia, cirimbo y nogal muestran una tendencia de incremento de sus poblaciones.

Alta susceptibilidad a la deforestación y al efecto de Borde

Esta comunidad es altamente frágil y podría ser dañada de manera irreversible, ya que dos de sus especies dominantes (arce y podocarpo) presentan un establecimiento exitoso estrictamente bajo lugares donde prevalece la sombra y declina su establecimiento cuando entra más luz entra en el interior de bosque. Lo anterior quizá se deba a que la mayor radiación solar, eleva las temperaturas aumentando la evaporación que podría estar deshidratando y secando las plántulas. Mientras que otra de las especies (Abies guatemalensis subsp. jaliscana, “oyamel”), también dominante, solo puede germinar si el microclima es lo suficientemente frío. Por lo anterior, la deforestación de las áreas vecinas y el efecto de borde incrementarían la temperatura del suelo debido a la mayor irradiación impidiendo así la germinación de dicha especie. Los helechos arborescentes requieren de alta humedad relativa, la cual, en este caso, existe gracias a la presencia de un arroyo permanente de un metro de ancho, el cual puede ser fácilmente alterado por la actividad forestal en las zonas vecinas y causar con ello una mortalidad de numerosas poblaciones que requieren alta humedad y finalmente causando extinción local de numerosas especies y empobreciendo así, de manera irreversible, esta invaluable comunidad.

Propuesta de conservación

Para asegurar la protección y conservación del bosque mesófilo de montaña de Talpa de Allende, se propuso la creación de una Reserva de la Biosfera de 22,280 ha, con zona núcleo de 2,337 ha. Para lo cual, se tomaron en cuenta las recomendaciones más recientes para evitar los efectos de la fragmentación de los bosques y el efecto de borde, considerando, que la mayoría de las especies de árboles y su regeneración están relacionados a condiciones de humedad constante a lo largo del año, bajas temperaturas en el suelo y a condiciones de baja a mediana incidencia lumínica (Vargas, en preparación).

Conclusión

En síntesis, la cañada Ojo de Agua del Cuervo de Talpa de Allende debe ser protegida porque alberga el mejor relicto de Pleistoceno de bosque mesófilo del occidente de México; un bosque de alta riqueza florística y sofisticada integración biogeográfica y ecológica; con arbolado de maduro a viejo crecimiento, elevado número de especies en peligro o amenazadas y que además se encuentra en el nacimiento del arroyo que sustenta esta increíble diversidad biológica y además es una de las principales fuentes de abastecimiento de agua del pueblo de Talpa de Allende. Su alta fragilidad a la actividad forestal y al efecto de borde nos obligan a demandar al a Gobierno Estatal y Federal la protección inmediata de tan invaluable patrimonio natural.

 

La Virgen de Talpa

El Milagro de la Renovación

La historia nos refiere que la Virgen iba a ser sepultada, el 19 de septiembre de 1644, en un hoyo abierto en la sacristía de la iglesia de aquellos tiempos, por encontrarse muy apolillada, carcomida, rota y empolvada, por disposición del señor Cura Pedro Rubio Félix. Fue la indígena María Tenanchi la encargada de envolver en manteles viejos las imágenes que iban a ser enterradas; la mujer tomó un mantel viejo y al querer tocar a la Virgen, hecha de pasta de caña de maíz, brotaron de Ella rayos de fuego y una luz muy intensa la cubrió, entonces la capilla se llenó de nubes y ángeles; los indígenas presentes cayeron al suelo desmayados por el susto y la impresión. La imagen sufrió una transubstanciación, o sea, un cambio de sustancia, pasó de ser de pasta de caña de maíz a una especie de cedro firme e incorrupto. A esto le llamamos el milagro de la Renovación.

El Baño de la Virgen

Se tiene noción de que hacia el año 1700 ya se realizaba este acto de imponerle a la Imagen de Nuestra Señora del Rosario algunos vestidos y joyas en la fecha del 10 de Septiembre; quienes lo hacían eran llamadas las indias Tenanchis, en recuerdo de la vidente del milagro de la Renovación: María Tenanchi. En la actualidad, “las Camareras de la Virgen”, mujeres que no han contraído matrimonio y que viven en fe y castidad, son quienes, después de un proceso espiritual, realizan este ritual con sumo cuidado y devoción, que consiste en despojar a la Virgen de sus vestidos y joyas, acto seguido se limpia la imagen-escultura y tras colocarla en su peana, se procede a imponerle un conjunto de vestido nuevo, que llevará durante todo el año hasta el próximo 10 de Septiembre.

Cuidadosos preparativos.

En los días anteriores a la fecha ya referida se colocan cortinajes y emblemas marianos en la Basílica; en el Camarín de la Virgen se erige el gran altar, colmado de flores, para poner la Imagen ya una vez cambiada. Cuando la imagen es retirada de su trono y conducida al Camarín inicia el ritual del Baño de la Virgen: sólo las Camareras pueden ingresar, en tanto los fieles y devotos entonan alabanzas y recitan oraciones. En el exterior de la Basílica se apostan los vecinos de los barrios de San Miguel, San Rafael y San Gabriel, que se dedican a elaborar una gran alfombra de flores, follaje, aserrín pintado, granos y semillas.

Día de milagro.

El día 10 de septiembre se anuncia la salida de la Virgen; para dar comienzo a su recorrido. La Virgen se ve radiante llevada en andas, luciendo un nuevo vestido; camina entre flores, y flores le arrojan a su paso; pero la flor más bella es Ella misma. Es llevada a la parroquia del Señor San José, donde se encuentra el pocito, donde iba a ser sepultada por encontrarse en un estado deplorable el 19 de septiembre de 1644; sin embargo, el Señor la restauró completamente. Terminado el sencillo homenaje, la procesión reanuda su marcha hacia su Basílica: ya puesta en el altar se entona la Salve en latín y se imparte la bendición; luego se deposita en su trono. Así comienza el Novenario de la Renovación, acompañado de peregrinaciones, juegos pirotécnicos, serenatas en la plaza principal, Misas solemnes, rosarios con ofrecimientos, etcétera; la novena culmina el 19 de septiembre en recuerdo de aquel lejano año de 1644.

Romerías

 

Romería de Febrero

Como primera fecha conmemorativa, tenemos el día 2 de Febrero, ya que en esta fecha se celebra el día de la candelaria, este festejo comienza el 25 de enero y termina el 2 de febrero, en ella se celebra la purificación de la Santísima virgen, es la más antigua de las romerías de Talpa, su origen data del segundo tercio del siglo XVII, poco a poco vino en aumento hasta llegar a ser una verdadera feria regional.

Romería de Tecomán

Se encuentra la gran Peregrinación de Santa María de Tecomán, siendo el primer Domingo de Marzo.

Romería de Marzo

La fiesta en honor al señor San José, es ahora la más concurrida del año, del último tercio de este siglo en adelante. Esta romería comienza el día 11 al 19 de marzo, a esta acuden gente de todas las regiones del país, así como del extranjero. Esta es digna de admiración por sus peregrinaciones organizadas, danzas, feria llena de colorido, el festejo se originó a raíz de la consagración del templo parroquial.

Romería de Semana Santa

Ha experimentado un gran auge con procesiones diarias. Desde el Domingo de Ramos al de Resurrección.

Romería de Mayo

Desde el año 1923 se ha venido haciendo célebre el 12 de Mayo; en esta fecha fue coronada litúrgicamente la sagrada imagen, se organizó el Patronato de la Santísima Virgen, sobre todo el obispado nayarita y fue elevado su Santuario a la Dignidad de Basílica Menor, lo que ha dado origen a una nueva solemnidad que cada año reviste con mayor lucidez, del 4 al 12 de Mayo.

Romería de Septiembre

El día 10 de septiembre en que para preparar la imagen se le da el conocido “Baño de la Virgen” de cuyo acto de 1993 hacia atrás solamente lo hacía las señoritas de renombrado prestigio e imagen por su conducta y fe hacia la Virgen el consiste en limpiar todas sus joyas y el cambio de vestimenta, todo ello se realiza por la mañana y una vez que está lista realiza un recorrido alrededor del Atrio y la Plaza principal, la culminación de este novenario es el día el 19 del mismo (fecha de aniversario de su renovación). Esta es la más típica y tradicional, pues data del año de la renovación, de 1644, y se ha venido celebrando casi de la misma manera durante más de tres centurias; en ella abunda la pólvora, las típicas luminarias y serenatas, la variada y policroma composturas que adornan el Atrio.

Video Talpa de Allende 10 de septiembre 2010 parte 1…

Romería de Octubre

Del 5 al 7 de Octubre es la fiesta titular, o sea, la del Rosario que por muchos años se conmemoró en ella en el Primer Juramento del Patronato de la Santísima Señora sobre el pueblo y su comarca; esta costumbre se ha echado al olvido en los últimos años; hoy en día, todos los 7 de octubre de cada año a las cinco treinta de la tarde la imagen realiza un recorrido alrededor del Atrio; al centro de la plaza principal se realiza, previo al recorrido de la imagen, un Rosario viviente en donde participan activamente en cuadros plásticos los pobladores del lugar.

Fiestas Patrias

 

Fiestas Patrias en Talpa

En Talpa las puertas y ventanas de las casas, lo mismo que los vehículos que corren por el pueblo, son decorados con motivos mexicanos, básicamente con banderas y festones tricolores.

La plaza principal se ilumina con luces tricolores y en adornos se destacan los rostros de los héroes de la independencia, los símbolos patrios y/o la campana de Dolores, invitando a la conmemoración patriótica, quienes en medio de la algarabía, disfrutan la música del mariachi o de algún grupo vernáculo, o de banda en el Kiosko, dando inicio todas las noches del 11 al 19 de septiembre a la tradicional serenata, también se organizan en estos días noches mexicanas y juegos de plaza y el lucido concurso para elegir a la Reina de Fiestas Patrias.

El día 15 de septiembre cuando el reloj de la Basílica marca las once de la noche, cuando las campanas tocan a vuelo y en el balcón presidencial del Palacio Municipal, sale, empuñando la enseña nacional, el Presidente Municipal, acompañado por su Familia.

Las notas del Himno Nacional se dejan escuchar y cientos de voces lo entonan para después oír las frases tradicionales en labios del Presidente: ¡Viva México! ¡Viva nuestra Independencia! ¡Vivan los héroes que nos dieron Patria!, los cuales son nombrados y a una sola voz, la muchedumbre vitorea las mismas frases.

El presidente de Talpa, desde el balcón presidencial, tremola el lábaro patrio, en tanto que en la Plaza Principal estalla una sinfonía de luces y colores con los juegos pirotécnicos, mientras la alegría popular se desborda.

El 16 de septiembre tiene lugar un magno desfile por las principales calles de Talpa en el cual intervienen las autoridades municipales y las instituciones educativas del Municipio.

Programa de Fiestas Patrias 2012

 

Feria de la Guayaba

 

La Feria de la Guayaba: Un Gran Evento

La Feria de la Guayaba, el Chilte y el Café, es un evento que se inició en el Ayuntamiento de los años 1998-2000 en el marco de la Semana Cultural de nuestro Municipio.

La fecha es siempre la Tercera Semana de Noviembre donde tienen oportunidad todos los Artesanos del lugar de exponer y vender sus productos. Dentro del Marco de la Feria, hay un Festival Cultural (Teatro del Pueblo, Ballets Folklóricos, cantantes, músicos, etc.), Deportivos (carreras de areneros, maratón, etc.) y Sociales (concurso para elegir a la Reina de la Feria de la Guayaba, etc.); y la duración es de una semana o más. También se organiza la Expo Ganadera y hay diferentes exposiciones en el Palacio Municipal de Pintura, Artesanías, Obras de Arte, etc. También se realiza el tradicional concurso del Arte del Chilte y otros eventos que año con año proyectan la Gran Riqueza Cultural de nuestro Municipio a toda la gente que nos visita.

Ruta del Peregrino

 

Recomendaciones

 

Plano de Localización

Plano de Localización

 

Recorrido Ruta del Peregrino

Recorrido Ruta del Peregrino

 

Galería de Videos

Video Promocional “Tradiciones” en Talpa de Allende

Turismo en Talpa de Allende

Fabricación de Rollo de Guayaba en Talpa

Literatura

 

Presentación de Libro: Talpa en la Memoria de su Gente – Autor: Daniel Argil Ramírez